Misceláneos

Aprende a hacer frente al cambio


Compartir en Pinterest

Nuestros 20 años pueden ser un momento de emoción, oportunidad y, sí, depresión. El cambio rápido hace que los jóvenes sean susceptibles a la infelicidad y la ansiedad. Evita la tristeza haciendo mucho ejercicio y durmiendo, contactando a familiares y amigos para que te ayuden, y viendo a un terapeuta profesional si los problemas continúan acumulándose.

Mente sobre materia:

Practicar la meditación de atención plena puede ayudar a desconectar los pensamientos negativos.

Terapia de gimnasio:

Los estudios demuestran que sudar puede reducir la ansiedad y la depresión.